Prolongando «Ni aquí ni en ningún lugar», de Domènec
Prolongando «Ni aquí ni en ningún lugar», de Domènec
Prolongando «Ni aquí ni en ningún lugar», de Domènec
Prolongando «Ni aquí ni en ningún lugar», de Domènec
Prolongando «Ni aquí ni en ningún lugar», de Domènec
Prolongando «Ni aquí ni en ningún lugar», de Domènec
Prolongando «Ni aquí ni en ningún lugar», de Domènec
Prolongando «Ni aquí ni en ningún lugar», de Domènec

Entrevista
Entrevista
Entrevista
Entrevista
Entrevista
Entrevista
Entrevista
Entrevista

Entrevista
Entrevista
Entrevista
Entrevista
Entrevista
Entrevista
Entrevista
Entrevista

Domènec & Maria Victoria T. Herrera

Entrevista
Entrevista
Entrevista
Entrevista
Entrevista
Entrevista
Entrevista
Entrevista

Entrevista
Entrevista
Entrevista
Entrevista
Entrevista
Entrevista
Entrevista
Entrevista

op-1-Pavilion-exterior
El Pabellón Alemán de Barcelona con la intervención de Domènec titulada El estadio, el pabellón y el palacio. Foto: Maria Victoria T. Herrera

El artista catalán Domènec dice, al describir su práctica artística conceptual y sus intervenciones en el espacio público, que están en gran medida basadas en un proceso de documentación multidisciplinar que abarca el arte, la antropología, la sociología, la historia, el periodismo y el activismo. En abril de 2018, el Museu d'Art Contemporani de Barcelona (MACBA) inauguró una exposición que presenta una selección de sus instalaciones y obras audiovisuales realizadas desde 1998. Ocupando tres galerías adyacentes, Ni aquí ni en ningún lugar se centra en el tema general de la modernidad y el fracaso de sus visiones utópicas. Valiéndose de la arquitectura y los programas de planificación urbana como temas de investigación, Domènec indaga en diferentes contextos históricos de la política del siglo XX y en programas de pretendido desarrollo social y económico. Sus diversos proyectos lo han llevado también a explorar países como México, Irlanda, Bélgica, Francia, Italia, Estados Unidos, Eslovenia, Japón, Israel y Palestina. Compuestas por objetos esculpidos, vídeos, fotografías y material impreso, sus obras dan cuenta del proceso metódico y detallado del artista, revelando las discutibles intenciones de la clase dominante y sus complejas relaciones con las comunidades marginadas.

Dos sillas de formica sustituyeron a las famosas sillas Barcelona diseñadas para el Pabellón como parte de la intervención de Domènec.
-
Un tendedero con su colada doméstica cuelga frente a la piscina interior del Pabellón, con la escultura de Georg Kolbe, Alba.

Para alguien todavía cautivada por los encantos turísticos de Barcelona, la práctica de Domènec reveló inesperadamente realidades del pasado de la ciudad que han permanecido silenciosas y ocultas. Su intervención en el Pabellón Alemán de Barcelona, uno de los iconos de la arquitectura modernista, fue un ejemplo de ello. Reconstruida a finales de la década de los ochenta, esta estructura de una sola planta es uno de los destinos turísticos más populares de la ciudad. La visita a este lugar fue uno de los platos fuertes de mi estancia el pasado mes de abril, organizada y apoyada por el MACBA y el Institut Ramon Llull. Los invitados de los medios de comunicación fuimos conducidos al Pabellón para ver la intervención de Domènec, que transcurría en paralelo a la exposición del MACBA. Nos recibió el espectáculo de la ropa tendida dentro, imponiéndose a la fachada y al interior minimalistas y aerodinámicos. Las famosas sillas Barcelona que Mies van der Rohe diseñó originalmente para el Pabellón fueron sustituidas por dos sillas corrientes de formica.

Intervenciones artísticas como esta han formado parte de los programas de la Fundació Mies van der Rohe desde 1996, dando a los artistas la oportunidad de dialogar con el Pabellón y de paso asegurándole una relevancia continuada. Los artistas que participan en este programa varían en sus prácticas (instalaciones, arte performativo, música) e intenciones. Entre ellos se encuentran Ai Weiwei, Antoni Muntadas, Andrés Jaque, Miwako Kurashima, Enric Llorach, Santiago Borja y Kazuyo Sejima y Ryūe Nishizawa (SANAA).

Construido como Pabellón nacional de Alemania para la Exposición Internacional de 1929 celebrada en Barcelona, la República de Weimar encargó a Van der Rohe el diseño de una sala de ceremonias donde los funcionarios alemanes recibirían al monarca español, el rey Alfonso XIII. Este evento internacional fue solo uno de los muchos programas que la monarquía española utilizó como medio propagandístico para promocionar Barcelona como ciudad industrial y de negocios.

La intervención de Domènec en el Pabellón Alemán de Barcelona, titulada El estadio, el pabellón y el palacio (del 18 de abril al 5 de junio de 2018), es una buena introducción a su práctica. Expuso las problemáticas circunstancias y los contextos que rodearon al proyecto de la Exposición Internacional de 1929 y al aumento de la población indigente de la ciudad. Desde mediados del siglo XIX, la expansión comercial e industrial de Barcelona requirió más mano de obra, demanda que fue cubierta por una oleada de inmigrantes y sus familias procedentes de toda España. Esta situación, sin embargo, causó problemas en relación con la vivienda pública que prevalecieron durante la mayor parte del siglo XX. La pesquisa archivística y textos históricos recientes revelan la difícil situación de los trabajadores migrantes, mal pagados y sobreviviendo, abandonados a su suerte, en condiciones precarias.
El ensayo de la exposición señala que: 

Maria Victoria T. Herrera se unió a la Ateneo Art Gallery en calidad de directora y comisaria jefe en mayo de 2015. Antes fue directora del Centro Cultural de Filipinas (CCP), Sección de Artes Visuales y Museos, Departamento de Producción y Exposiciones (de enero de 2012 a abril de 2015). Estuvo adscrita a la Universidad de Filipinas en Diliman, donde ejerció como profesora titular durante más de veinte años en el Departamento de Estudios de Arte. También imparte clases en el programa de Gestión de Arte del Departamento de Bellas Artes de la Universidad Ateneo de Manila, donde enseña curaduría, gestión de colecciones y otros cursos relacionados con los museos. Ha realizado trabajos de consultoría de arte para museos y empresas.

Vivían en barracas autoconstruidas en las afueras, formando verdaderos barrios como el Somorrostro o el Camp de la Bota. Debido al enorme crecimiento de los poblados de chabolas, los críticos de los años veinte se refirieron a Barcelona como «Barracópolis». A finales de los años cincuenta, los poblados de chabolas alcanzaron su apogeo con una población de entre 70 000 y 100 000 habitantes.

 

Desde el comienzo de la dictadura franquista y hasta los años sesenta, las comunidades de migrantes fueron reubicadas en sedes de la Exposición Internacional como el Palacio de las Misiones y el Pabellón de Bélgica. Estos edificios, en principio destinados a mostrar el crecimiento del comercio y la industria, se convirtieron irónicamente en morada para los marginados. Afortunadamente, el Pabellón Alemán de Barcelona no corrió la misma suerte, ya que fue desmantelado inmediatamente después de la Exposición y reconstruido más tarde, después de 1986. Pero al recrear los tendederos con coladas domésticas dentro de la reluciente y elegante estructura del Pabellón, Domènec no solo se centró en la problemática de las personas sin hogar y abandonadas, sino que también reconoció el papel de estos trabajadores, que hasta ahora han sido ignorados.

Habiendo crecido bajo un régimen dictatorial, Domènec considera crucial para un artista revisar cómo se ha tergiversado el pasado. Su interés no radica en las cualidades formales y estéticas de los programas de arquitectura y urbanismo. Más bien utiliza estos proyectos, en su mayoría celebrados y considerados beneficiosos para sus supuestas partes interesadas, para desenmascarar historias adulteradas y fracturadas.

Partiendo de procesos conceptuales de reflexión, Domènec (Mataró, Barcelona) ha construido un cuerpo de trabajo escultórico y fotográfico que, junto con instalaciones e intervenciones en el espacio público, toma el proyecto arquitectónico como una de las construcciones imaginarias más productivas y complejas de la modernidad. Ha participado en varios proyectos in situ y en proyectos internacionales de arte público en países como Irlanda, México, Bélgica, Francia, Italia, Estados Unidos, Brasil, Argentina, Finlandia, Eslovenia, Japón, Israel y Palestina. Es coeditor de la revista de arte Roulotte.

This publication is commissioned by the Embassy of Spain in the Philippines in conjunction with the Spanish Cooperation through the Spanish Agency for International Development Cooperation (AECID). The views expressed herein are the sole responsibility of the authors and do not necessarily reflect the views of the AECID nor of the Embassy.

perroberde white

Embajada de España en Filipinas
Embassy of Spain in the Philippines

27th Floor, Equitable Bank Tower
8751 Paseo de Roxas, Makati
Metro Manila, Philippines

exteriores.gob.es/embajadas/manila

PERRO_BERDE_8_CREATIVE_COMMONS

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.